La vida de Adèle

  Fue en la edición 2013 del festival de Cannes que La vida de Adèle llamó la atención de todos.  Es un golpe que los franceses suelen dar al menos una vez cada lustro: historia juvenil que nos pone al tanto de las costumbres y preocupaciones de una nueva generación, de su modernidad, de una nueva cara –la de la actriz protagónica- que está allí para representar la desfachatez de los que no tienen pasado. Películas como Mala sangre, Noches salvajes o La vida soñada de los ángeles son buenos ejemplos de una periódica tendencia que podría llegar por lo menos hasta Sin aliento, el debut de Godard que supuestamente venía a...

Rápidos y furiosos

Hace unos quince años que los hermanos Jean-Pierre y Luc Dardenne tienen una de las carreras más definidas y personales del cine contemporáneo. Pero no encajan del todo en el molde del cine de autor. Para empezar son dos, y comparten por igual dirección, producción y guión de sus films....