fbpx

5 cosas que no sabías sobre Cantando bajo la lluvia

Curiosidadespeliculas

Written by:

¿Qué mejor que un día de lluvia para quedarse en casa viendo una película? Mejor aún, ¿y si en esa película también llueve? ¿Y si, además, se trata de una de las películas más felices, disfrutables e icónicas de la historia del cine?

Cantando bajo la lluvia está en QubitTV, y no revisitar este clásico inoxidable del género musical en días como el de hoy es una negligencia, por lo menos, grave. Entonces, y con el fin de prepararlos para un nuevo visionado de la obra maestra de Stanley Donen y Gene Kelly, armamos un listado con 5 datos curiosos sobre ella que quizás no sepan. O sí.

Un guión muy particular

Escrito por Betty Comden y Adolph Green, el guion de Cantando bajo la lluvia no nació de manera convencional. MGM tenía los derechos de las canciones y quería hacer un musical con ellas. Entonces, en lugar de pensar una historia y, a partir de esta, crear varios números musicales, Comden y Green se toparon con la insólita tarea de pensar el guion a la inversa: a partir de las canciones. Es decir, dar vida a una historia en la que “Singin’ in the Rain”, “Good Morning” y “All I Do Is Dream of You” pudiesen convivir armoniosa y coherentemente. Claro está que lo lograron.

gene kelly

Una fría recepción

Hoy en día nadie se animaría a cuestionar a Cantando…, una película tan arraigada en nuestro imaginario cinéfilo y popular como el maquillaje de Brando en El Padrino o los sables láser de Star Wars. Sin embargo, les sorprenderá saber que al momento de su estreno, allá por 1952, muy poca gente supo reconocerla como la invaluable película que es. De hecho, luego de Un americano en París, el anterior film de Gene Kelly (que se había alzado nada menos que con el Oscar a la mejor película hace un año), Cantando… quedó opacada y fue considerada como no más que un entretenido y exitoso musical, recibiendo, por otra parte, tan sólo dos nominaciones al premio de la Academia, ambas en rubros técnicos.

singin' in the rain

Risas dolorosas

De entre los múltiples números musicales de la película, el de “Make ‘em Laugh” —a cargo de Donald O’Connor (el entrañable Cosmo)— probablemente sea uno de los más memorables. Pero, para el propio O’Connor, las circunstancias de su ejecución estuvieron lejos de constituir un buen recuerdo. Aparentemente, la secuencia debió ser rodada una innumerable cantidad de veces, a tal punto que el actor terminó sufriendo de agotamiento y quemaduras (por la fricción con la alfombra). Todo esto bajo la constante presión de Kelly quien, para colmo, le exigió repetir toda la secuencia al día siguiente ya que uno de los camarógrafos cometió un error y el material filmado había quedado inutilizable. O’Connor, en ese entonces fumador de cuatro atados por día, describió la experiencia como una de las peores del rodaje y, sin dudas, la más extenuante físicamente.

“Bloody Morning”

¿Quién imaginaría que detrás del carisma, talento y la hipnótica sonrisa de Kelly residía un tiránico director? O’Connor lo descubrió rápidamente, pero no fue el único. También víctima de los gritos y exigencias de la estrella, la coprotagonista del film Debbie Reynolds dijo en una entrevista que las dos experiencias más difíciles de su vida fueron dar a luz (a Carrie Fisher, prohibido olvidar) y los avatares de la producción de Cantando bajo la lluvia. ¿Su peor recuerdo del rodaje? Tras filmar el número musical de “Good Morning”, se vio obligada a ser cargada desde el set hasta su trailer, ya que sus pies sangraban. Literalmente.

debbie reynolds

Un set atemporal

Para concluir, un último y breve dato de color, no tanto sobre la película en cuestión, sino más bien sobre el lugar en el que se rodó: su gigantesco set, aquel en el que se montaron las calles por las que Gene Kelly cantó bajo la lluvia, sobrevivió a una buena cantidad de años y fue reciclado y reutilizado en infinitas ocasiones. Una de ellas, probablemente la más sorprendente, fue para hacer las veces de ciudad de Nueva York para los exteriores de una sitcom vital de fines del siglo XX: Seinfeld. Así es, en ese mismo asfalto en el que Kelly bailó y chapoteó, años más tarde, Kramer huiría despavorido de una manifestación contra el SIDA, George trataría de salvar al arcade de su infancia y Jerry le robaría un pan a una anciana.

George Costanza

 


Ahora sí, saciada la curiosidad cinéfila, hagan click acá y a disfrutar.

Cantando bajo la lluvia los espera en QubitTV.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.