fbpx

Harry Dean Stanton: El actor de atrás que siempre estuvo adelante

Curiosidades

Written by:

Su rostro, sus maneras, siempre serán recordados por ser una imagen ligada a la vida rural del Oeste americano. Aún así, Harry Dean Stanton siempre le huyó a los papeles grandes. Los papeles que interpretó, sin embargo, lo engrandecieron a él.

Luego de la Segunda Guerra Mundial (en la que sirvió como cocinero), se embarcó en la carrera artística. Su primer trabajo en cine fue en el western El festín de la muerte (Tomahawk Trail, 1957). Desde allí, su rostro se volvió muy familiar para el cine del Oeste. Su figura como actor de reparto se fue afianzando con títulos como: La leyenda del indomable (donde también cantó), Las armas del diablo, Al calor de la noche, Dillinger El botín de los valientes.

Incluso actuó como agente del F.B.I. en El padrino II (The Godfather – Part II, 1974). A partir de Alien, el octavo pasajero (1979) se comenzó a percibir más su presencia. Luego llegó su consagración con París, Texas (1984) de Wim Wenders. Sin embargo, para Harry los protagónicos eran “demasiado trabajo”;  por esto siguió su carrera desde la parte de atrás, pero nunca sin ser reconocido.

Su mote de actor “de culto” lo adquirió gracias a sus trabajos con David Lynch y esa característica personalidad. En QubitTV repasamos su carrera y lo homenajeamos con estas grandes obras:

Aquí Stanton interpreta al hermano del protagonista. Su tragedia impulsa al personaje principal a hacer el mítico recorrido en su cortadora de césped.

En esta distopía, el actor es uno de los padres de los jóvenes revolucionarios que se encuentra detenido en un campo de concentración, y quien además incita a la venganza y la rebelión.

Otro papel secundario de gran importancia en un western, esta vez al lado de dos gigantes de la actuación: Marlon Brando y Jack Nicholson.

Harry Dean Stanton haciendo de un padre de clase trabajadora. Porque así fue él, un trabajador incansable.

Su último gran legado fílmico. El retrato de un anciano del Oeste de Estados Unidos, cansado, con una rutina casi obsesiva. Un papel que casi parece su contraparte en la ficción.

Actor “de carácter”, cantante, Maestro Zen. Todo eso y mucho más fue Harry Dean Stanton. Pero siempre lo recordaremos por sus grandes interpretaciones, allí donde brillaba con su talento sin jamás depender del protagonismo absoluto.

 

 

 

One Reply to “Harry Dean Stanton: El actor de atrás que siempre estuvo adelante”

  1. roman ganuza dice:

    Lindo comentario y buena información. Lo recuerdo especialmente en Paris Texas. Muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.