fbpx

Sylvester Stallone al cubo

CuriosidadesNotaspeliculas

Written by:

Uno de los mayores íconos de los 80, del género de acción y del cine en general. Les guste o no, Sylvester Enzio Stallone (a que no sabían su segundo nombre) se ha ganado su merecido lugar en el Olimpo de Hollywood.

Si no nos creen, pregúntenle a la última edición del Festival de Cannes. En ella no sólo se proyectó su película más reciente (la quinta entrega de la saga Rambo), sino que Sly hasta se dio el lujo de dar una masterclass para espectadores y críticos de todo el mundo.

Entonces, desde la comodidad de casa, es ahora nuestro turno de hacerle un pequeño homenaje: tres imperdibles películas con el Semental Italiano. Que empiece la función.


Halcón

over the top

Ladrones de bicicletas, El padre de la novia y Un papá genial son algunos de los títulos que más aparecen al hablar de películas en torno a padres e hijos. Sin embargo, y sorprendentemente, nadie parece acordarse de Halcón.

Film emblema de la Cannon (dirigido, además, por su propietario), Halcón es mucho más que “la película que puso de moda las pulseadas”. Se trata de una enternecedora, emotiva y excitante historia acerca de la paternidad.

Con una banda sonora de lujo (cómo olvidar el In This Country de Robin Zander, de Cheap Trick), la película nos muestra a Stallone como un padre distanciado, frágil e incómodo, pero no por ello desprovisto de un enorme afecto por su hijo.

Tristemente, al momento de su estreno, la historia de Lincoln Hawk fue vista como una simple película comercial más en la carrera del actor. No obstante, el tiempo se ocupó de remediar esto y, hoy por hoy, Halcón es vista como una pieza de culto fundamental del cine de los 80. Y como una de las mejores (y más subvaloradas) actuaciones de Sylvester.


Escape imposible

Escape Plan

Dios y el diablo. Boca y River. Sylvester y Arnold. Por supuesto que no íbamos a dejar afuera de esta lista a la primera (y postergada) ocasión en que Rocky y Terminator coprotagonizaron un mismo film.

Durante años fueron “enemigos” (competían el uno con el otro, trataban de quitarse papeles mutuamente, etc.), pero eventualmente se hicieron amigos. Mejores amigos. Y el cine fue mejor gracias a ello. Nosotros, agradecidos.

Convocados por una película cuya trama parece más salida de los 50 que de la actualidad, en Escape imposible, Schwarzenegger y Stallone unen fuerzas para huir de una cárcel laberíntica y vencer a un enemigo en común: el despótico villano interpretado por Jim Caviezel.

Altamente entretenida, con un destacable diseño de producción y tensionantes secuencias, la película del sueco Mikael Hafstrom es un verdadero evento cinematográfico. Si se consideran amantes del cine de acción y no la vieron, replantéense un par de cosas.


Creed 2: Defendiendo el legado

Creed

Y, claro. Una nota que recomienda películas de Sylvester Stallone y que no incluye alguna de la insoslayable saga de Rocky no puede estar completa.

La última entrega de la franquicia —ahora protagonizada por el hijo de Apollo Creed— trae de regreso nada menos que al ruso Ivan Drago (Dolph Lundgren). Sin dudas, el enemigo más memorable del boxeador de Filadelfia.

En un film con innumerables conexiones con Rocky IV (considerada por muchos como la mejor de las secuelas), Stallone se despide —así lo sostiene el final de la película y lo afirmó el propio actor en un sentido video— del personaje que disparó su carrera, lo puso en el mapa y nos dio a conocer a un notable narrador.

Épica y potente, Creed II sella entonces la conclusión de la larga e inolvidable historia del underdog que lo logró. Rocky Balboa, sí; pero también Sylvester Stallone. El guionista, actor y director que llegó a vivir en la intemperie, debajo de un puente, pero quien, gracias a un inconmensurable esfuerzo, explotando su talento nato y entendiendo al cine como pocos, ha logrado conquistar la cima del mundo. Y nuestros corazones.


 

Las películas de Sylvester Stallone te esperan en QubitTV.

 


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.